Transporte aéreo

El Ansat, un helicóptero ambulancia de Rusia para pacientes con covid-19

La aeronave busca garantizar el transporte de enfermos de coronavirus.

Kazán.- Ansat significa simple en tártaro y es el nombre del helicóptero ligero producido por una fábrica de Kazán, capital de la república rusa de Tartarstan, adaptado para para transportar pacientes graves con covid-19.

"Para garantizar el transporte de enfermos de coronavirus se dotó al helicóptero Ansat de una cámara hermética conectada a un equipo de respiración artificial", declaró a Efe Alexandr Alexéev, director del programa de estas aeronaves civiles ligeras de Helicópteros de Kazán.

El ejecutivo señala que en vista a la difícil situación generada por la pandemia la empresa tuvo que adaptarse y propuso esta modernización sencilla, pero que permite ofrecer a los pacientes "una rápida atención y salvar vidas".

Con el fin de ampliar las prestaciones de la ambulancia aérea, la planta acudió a otra empresa de Kazán, capital de la república de Tatarstán, que se encargó de producir los accesorios necesarios para atender a pacientes con afecciones pulmonares graves.

Seguridad sanitaria

Mientras, la fábrica, mantiene un régimen de distanciamiento y las medidas de seguridad sanitaria. Todos los obreros llevan mascarillas y guantes en los inmensos talleres donde se fabrican las hélices, se confeccionan los paneles de metal y se ensamblan piezas. Alexandr Yeroféev, piloto de instrucción de vuelos de la planta, recuerda que el paso de la pandemia prácticamente detuvo este proceso.

"Naturalmente no podíamos trabajar a toda máquina" -comenta-, "tuvimos que frenar muchos contratos y pedidos, solo realizábamos los que no teníamos derecho a detener". Durante las vacaciones nacionales decretadas por el presidente ruso, Vladímir Putin, para frenar el avance del coronavirus, la empresa convocó aproximadamente a un 20 % de los empleados, imprescindibles para continuar la producción.

"Posteriormente, tomando en cuenta la situación epidémica en la República y las medidas aplicadas en la fábrica, se convocó a más trabajadores. Todo esto se organizó cumpliendo todas las normas sanitarias", añade Yeroféev, y observa que en estos momentos en Kazán las restricciones sanitarias son más severas que en Moscú.

Es por ello que las medidas no se han levantado del todo, afirma, puesto que todavía hay empleados que trabajan a distancia para garantizar la producción.

Fuente: Andina



Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00