Opiniones

Cuando la única certeza es la incertidumbre

Escribe Cesar Ortiz Anderson.- Para solo hablar de este fenómeno hay que conocerlo por dentro y quienes se meten a enfrentar la Corrupción de todas maneras salen heridos. Les cuento ello porque entre el año 2002 y el 2003, trabajé como Asesor del Ministro de Justicia y del Presidente del Inpe, mi función era la de mejorar la seguridad en los penales y para ello enfrentar frontalmente a las mafias. Por difamaciones y calumnias de algunos Internos por Corrupción y un narcotraficante, el Estado me abrió un injusto Juicio Público, la Comisión de Fiscalización en manos de los Apristas, me invitó en tres oportunidades, más una que yo solicité al final del juicio oral y a pesar que mi principal acusador, el narcotraficante, me pidió perdón diciendo a los colegiados que me había difamado.  Me sentenciaron a pena suspendida, dicho esto empezare mi artículo. 

En la mayoría de países de Latinoamérica los tiempos de pandemia han sido la excusa perfecta para los corruptos, que, sin escrúpulos, realizaron grandes negociados, en todos los países, pero sólo uno, Bolivia, en una rápida investigación a los 10 días puso tras las rejas a su Ministro de Salud y otros altos funcionarios. Ya en el Perú estábamos más que avisados con el caso Lava Jato; fueron los 5 últimos, gobiernos corruptos, por ello la precariedad de nuestro Sistema de Salud, de Educación, de Seguridad Ciudadana, de Transporte Publico, a ninguno de esos ex presidentes les importó el país, pero también como el ejemplo arrastra, entraron alcaldes y gobernadores, ¿Cuántos están hoy presos o investigados? 

Las palabras de Marcelo Odebrecht fueron una vergüenza ajena cuando a la pregunta de por qué había escogido al Perú como la base de operaciones en Latinoamérica, su respuesta fue: “En el Perú ya los políticos y autoridades estaban corruptas, no era muy difícil negociar en esas condiciones”. Para acabar con un problema lo primero es empezar a aceptar que somos así, en nuestro país la corrupción ha penetrado en toda nuestra sociedad y por ello se siente fortalecida, además de ello existe todo un sistema  -“mecanismo” como se titula una película que explícitamente lo describe- muy bien estructurado en todos los niveles del Estado y que tiene como coraza a la impunidad, por ello la frase “robemos que aquí no pasa nada", como decía un conocido comentarista deportivo. La corrupción ha llegado a ser incluso un modo de vida y con su propia jerga, les resulta ajenas estas  frases: "¿Cómo es Jefe?", "un Faenón", " Cómo es la Mía?", " ¿Hermanito cómo es?", "La plata llega sola", " Gasolina para el carro", " Dejas un 20%", " Somos varios", " Esta vez lo paso por alto"," Pero vamos a medias", "¿Cómo es la nuez?". Sin duda estamos ante un sistema que facilita los objetivos de los corruptos, porque muchas veces son los corruptores los que inician la "propuesta", la llamada “coima” es el aceite que mueve el engranaje. 

Pero para ser corrupto en medio de una crisis mundial, una pandemia, una emergencia sanitaria, cuando los infectados pasan largamente del cuarto del millón y son más de 10,800 los muertos, disculpen, la frase, pero hay que ser “bien Hijo de su Madre” para hacer eso, pues, en el colmo estas mafias corruptas compraban productos adulterados, mascarillas, alcohol, medicinas -lo sucedido en la Policía, un escándalo que le costó el contagio a miles de ellos y más de 300 muertos-, todo el tiempo que ha trascurrido y pregunto quién carajo  está preso, repito en Bolivia tuvieron los cojones para en 10 días enviar al Ministro de Salud, junto a un séquito de ladrones a la cárcel,  que bueno por la Justicia Boliviana, la verdad es que carecemos de un real mecanismo de control y hasta diría ¿Quién fiscaliza al Fiscalizador?, estamos ante una inacción que indigna,  Las compras de mascarillas, Kits de pruebas rápidas y moleculares, equipamiento médico, medicamentos, pago de bonos, estamos hablando que somos el país que más ha gastado en Latinoamérica y con muy malos resultados, y no estamos calificando el resultado de la gestión , estamos señalando la problemática de Corrupción. 

Finalmente, toda esta corrupción ha servido para que un número importante de ciudadanos no crea en la política y ni en muchas autoridades. Estaremos muy pendientes a la rendición de cuentas, pero se ha dado un evidente desprestigio político que complicará las próximas elecciones presidenciales, ya no será más de lo mismo, ni “borrón y cuenta nueva”, pero en el corto plazo, paralelamente a las estrategias de enfrentar esta pandemia, exigimos que muestren y sancionen a los corruptos, me temo que de no ser así se avecina una Anomia Social, con resultados insospechados. 

Cesar Ortiz Anderson

Presidente de Aprosec

www.aprosec.org

Cel.:999316197 / 998160756

Fan Page:  Aprosec-PERU



Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00