Opiniones

Dos firmas: ¿Un camino?

Semejanzas en la firma de Donald Trump y la del jefe de la SS de Hitler, Heinrich Himmler.

Por Armando Avalos

El grafólogo Mauricio Xandró decía que la escritura es la “radiografía espiritual” del ser humano. Parte de esa radiografía la mostramos a través de nuestra firma, considerada como una especie de tarjeta de presentación a la sociedad. Es el reflejo del yo y de nuestro mundo subconsciente. Analizando la firma y su rúbrica, la psicología de la escritura puede “leer” muchas características de la personalidad y hallar también similitudes a veces sorprendentes. Una de ellas, es la que han advertido algunos grafólogos sobre la firma del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump y Heinrich Himmler, apodado el “genio del mal” del Tercer Reich.

“Impactantemente parecida” califica el grafólogo español Rafael Cruz Casado la firma de estos dos personajes.  “En cuanto a su angulosidad, en su forma de realizarla, es ¡clavada! Clavada! Clavada” decía para Radio Albacete el especialista y es que al ver ambas firmas uno no puede de verdad dejar de sorprenderse.

La firma de Donald Trump y de Himmler también son analizadas en el reciente libro del grafólogo italiano Antonello Pizzi, “Psicología de la escritura V.I.P”. ¿Qué dice para los grafólogos la escritura de Donald Trump?

La grafóloga Sandra Cerro afirma que la forma angulosa o punteaguda de la firma de Trump es denominada “dientes de sierra” y junto a otras características como tener presión firme, su eje vertical y su velocidad controlada, suele ser atribuida como la firma del “líder dictatorial coercitivo”.

 Para la especialista Trump es “el líder del yo ordeno y yo mando, más autoafirmador, que demanda ser el centro de atenciones, y requiere obediencia inmediata y sumisión por parte de sus subordinados”.

Cerro añade que lo anguloso de la firma de Trump delata “un temperamento muy fuerte, de criterios inflexibles. Es una persona intransigente, le cuesta ser flexible a la hora de respetas las opiniones y los criterios de los demás”.

¿Y que decía la firma de Heinrich Himmler? Sandra Cerro también lo analiza y sostiene que el artífice de los campos de concentración alemanes, “combina fuerza de temperamento, la inflexibilidad y la intransigencia del trazo anguloso, con la presión vertical y con los pies de letras en forma de hiriente cuchillo. El equilibrio, la frialdad y la ausencia absoluta de piedad o compasión juegan aquí sabiamente con el uso del resentimiento, la agresividad y la ira profundamente hiriente”.

Himmler murió en 1945 tras ingerir una pastilla con cianuro luego de ser capturado por los aliados, que lo buscaban para ser juzgados por crímenes de lesa humanidad. Nunca pudo ser interrogado pero sus escritos y su firman hablan mucho de su personalidad.

Para varios grafólogos el hecho que en la firma del Jefe de la Gestapo no haya ningún trazo curvo es una característica extrema. Significaría una personalidad fuerte, con grandes explosiones de carácter, crueldad y violencia además de una gran terquedad y la intención de imponer sus decisiones e ideas lo que vendría acompañado por un carácter vengativo.

La escritura muestra nuestra individualidad y no hay dos escrituras idénticas. Sin embargo, hay patrones comunes que permiten a los científicos de la conducta hallar rasgos que se dan en todos los seres humanos y que simbolizan lo mismo. ¿Coincidencia determinante o simple anécdota? Lo cierto es que la escritura exterioriza nuestro inconsciente. Aquello que queremos mostrar pero también aquello que a veces queremos ocultar.

Cuando un periodista de radio Albacete le preguntó al grafólogo Rafael Cruz Casado si Donald Trum pudo haber copiado la firma de Himmler, el especialista reiteró que la escritura es inconsciente.

Los dejo con el análisis que hizo el especialista Jaime Martínez, diplomado por el Instituto de Técnicas Psicografológicas de la Sociedad Española de Grafología cuando estudio la firma de Donald Trump. Concluyó que tiene “una energía enorme que puede llegar a la brutalidad. Una autoafirmación continua, un proceso exagerado de sí mismo. Una actitud beligerante, dispuesta a la confrontación, para atacar y defenderse, aunque quizá más para defenderse, a la vista del encastillamiento de la firma en sus extremos….Toda su vida es un ejercicio de una voluntad de hierro para hacer lo que quiere”.

La escritura nos abre una ventana para leer el alma, pero es el ser humano el que al final escribe su historia.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Vision b91d938c

Gubanner2 b3d7e6eb

Regional a20152bcPagina c29a18dbPunto ec62ee0fEscape 42989b8bSaludable 5fa274c9Vocacion 6ec01671Jne fe996a39Familia e0a9160d

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Pod2 e0df9c0c



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00