Opiniones

El amor en tiempos de Coronavirus

Escribe Armando Avalos.- En plena cuarentena sanitaria que dictó el gobierno para luchar contra el temible coronavirus, estaba en mi casa y miraba junto a mi esposa los cientos de memes que la gente publicaba en las redes sobre el “terror” de estar encerrados junto a sus parejas durante el aislamiento social obligatorio. Algunas eran muy creativas y divertidas. No paramos de reírnos, pero también nos llamó a reflexionar sobre una problemática creciente, lo difícil que es para algunos convivir armoniosamente en pareja.

Uno de los memes decía que luego de la cuarentena seguro aumentarán los embarazos y otro vaticinaba que se disparará el número de divorcios. El estar las 24 horas del día con una persona puede resultar para algunos una odisea.

Pero, salvo por las circunstancias y el no poder salir de casa, la situación me ha servido para estar más tiempo con mis seres queridos y poder compartir muchas cosas que a veces la vorágine del trabajo no lo permitía.

La primera conclusión que podría llegar es que situaciones como la cuarentena sanitaria sólo hace más evidente lo que para algunas parejas es ya un proceso largo: el enfriamiento de una relación que no se ha cultivado en el tiempo.

Una relación armoniosa no es fruto del azar, sino una obra que se construye a diario y se resana a diario. Jhon Gottman es uno de los psicólogos que más ha estudiado porqué fracasan los matrimonios y determinó que las parejas tienen más probabilidades de éxito cuando experimentan un equilibrio entre interacciones positivas y negativas de 5 a 1.

Si las interacciones positivas y negativas eran de 1 a 1, vale decir, empatadas, las probabilidades que una pareja se separe son altísimas.

Esto es muy interesante y usted mismo puede saber con una mano en el corazón si su relación va o no camino al precipicio.

Cuando comience el día, cuente mentalmente cuantas veces su pareja o usted le dice algo agradable o bonito. Si, ni bien comienza el día le recrimina porque no hizo tal o cual cosa, si recuerda lo que hizo mal equis día, si cuestiona su vestimenta y una frase que no le gustó y luego de toda esa andanada de críticas recién le dice buenos días, medítelo porque es una evidencia que las cosas no marchan bien y solo comenzará a quedarse unido por la “fuerza de la costumbre” o “por los hijos”, ello lo llevará a ser infeliz.

SI PELEA, QUE NO DURE MAS DE DOS HORAS

Trate cada día de decir algo agradable primero a su pareja y ello lo llevará a que ella o él, sea más reciproco, aminorara las tensiones y hará que fluya la comunicación. Nunca que sus peleas duren más de dos horas y trate de dar el primer paso si es posible para reconciliarse.

Me encanta una reflexión de Jhon Gottman cuando dice que “el éxito o el fracaso de una pareja, no depende de si tienen conflictos, sino de cómo gestionan sus conflictos cuando estos se producen”.

Toda pareja tendrá sus problemas, pero el molestarse indefinidamente no es una muestra de amor. Amar es perdonar y tratar de ver a la otra persona feliz. Si se molesta y trata de herir a su pareja, es que en el fondo está confundida y no la ama. Busque ayuda psicológica y no se haga daño a usted ni a los demás.

ESCUCHE A SU PAREJA

En las redes sociales, muchos publican textos y fotos gritando a los cuatro vientos cuánto aman a su pareja. Si bien, ello es importante, hay una cosa más valiosa: nuestra conducta. Demostrarle sinceramente a su pareja que la ama. Hay que ser coherentes en lo que decimos. No puedo decir que amo a mi pareja y no dejo de mirar a toda chica que pasa por la calle o menosprecio y trato de dominar la relación convirtiéndolo en una competencia por el título de “quien manda”.

No puedo decir que amo a mi esposa y la engaño o la maltrato. Esa incoherencia demostraría que no estoy sano emocionalmente y que esa relación no funcionará.

No hable tanto sino actúe concordante con lo que diga. Y utilizando una recomendación de Jhon Gottman, más que decir palabras escuche a su pareja. El oír atentamente es una muestra de amor y de interés que pocos practican.

Gottman recomienda seguir varios pasos para que el oír a su pareja, se convierta en algo que ayude a robustecer su matrimonio.

Cuando su pareja le hable, céntrese en interesarse en lo que ella le dice y no en ser interesante, hágale preguntas para que vea que está involucrado en lo que ella le cuenta, busque temas en común para dialogar, preste sinceramente su atención y no mire como los perritos que van de adorno en el carro y moviendo solamente la cabeza.

Muestre que está atento con un gesto o un sonido de rato en rato, repita algunas cosas que su pareja le haya contado y ello será como campanas celestiales porque se sentirá escuchada y que usted le da importancia.

Muestre respeto por lo que dice su pareja y así esté usted en desacuerdo no haga calificativos como “son tonterías” o “¿qué hablas?” porque eso afectara su amor propio y nunca más querrá contarle nada. Mírela a los ojos, olvide su agenda del día y aparte el celular unos segundos mientras hable con ella o él.

Un viejo refrán reza que cuando llega la pobreza el amor salta por la ventana. Ahora podríamos parafrasear diciendo: cuando llega un virus, solo el amor los mantiene en casa porque si no querrán saltar por la ventana. La cuarentena será para una oportunidad para algunos de reforzar sus lazos familiares, pero para otros una señal que debemos mejorar nuestra vida en pareja, porque lo más triste es la soledad de dos en compañía.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Vision b91d938c

Gubanner2 b3d7e6eb

Pagina c29a18dbVocacion 6ec01671Familia e0a9160dSaludable 5fa274c9Jne fe996a39Escape 42989b8bRegional a20152bcPunto ec62ee0f

Pod2 e0df9c0c

Bono1 e44a856b



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00