Armando Avalos Espichán

El secreto de las monjas mas longevas del planeta: Ser positivo

Escribe Armando Avalos.- En la congregación Las Hermanas Escolares de Notre Dame en la Diócesis de California en Estados Unidos, los cientificos realizaron una de las investigaciones mas prolongadas para descubrir porqué eran tan longevas. Tratar de entener analizando a mas de 670 monjas, porque vivian tanto y sobre todo sin mayores problemas mentales ni emocionales.

La investigación aunque usted no lo crea, duró ¡60 años! y aun continua. El cientifico David Snowdon y los que han seguido su legado, incluso han analizado el cerebro de muchas monjas tras morir para comprender cómo hacian para vivir como minimo 75 años y muchas llegar a mas de 100 años sin mayores problemas y sobre todo felices.

Y lo que descubrieron podria resumirse en algo tan simpre como ser “positivos” en la vida.

Cuando las monjas ingresaban al claustro a los 22 años, escribian notas autobiograficas y los investigadores hallaron que el 90% de las religiosas que emitieron mayores emociones positivas en sus relatos, seguian con vida a los 85 años. En cambio mas del 70% de las monjas que no fueron tan positivas no llegaron a esa edad.

En una evaluación posterior, los cientificos encontraron que el 54% de las monjas que seguian viendo la vida positivamente pese a algunos problemas propios de la edad, estaban vivas a los 94 años.

En cambio, de las que ya se mostraron menos positivas solo sobrevivia un 11% a los 94 años.

Es mas los investigadores descubrieron que aquellas monjas que expresaban mas pensamientos positivos y se deciaban a la lectura de manera continua, un 50% de ellas no desarrollaron males como demencia senil  o alzheimer pese a sobrepasar los 85 años.

Las monjas estaban tan comprometidas con el estudio, que cincluso la gran mayoria donó sus cuerpos para que los estudien. Al analizarlos lo que descubrieron los cientificos deja un mensaje estremecedor.

Encontraron que los cerebros mas sanos fueron los de las monjas que vivieron mas de 100 años, osea las que fueron muy positivas a lo largo de su vida.

Pero además, hallaron algunos cerebros con daños graves pero paradojicamente que correspondia a monjas que en vida, siempre se mostraron sanas física y mentalmente. Ellas habian sido muy positivas al encarar los problemas y al parecer esto habia tenido una influencia fisiologica de “silenciar” o “adormecer” los males que en realidad padecían.

En cambio, encontraron en los cerebros de algunas monjas no tan positivas y que desarrollaron demencia senil, que sus cerebros estaban intactos. Osea, biologicamente no habia nada que explicara porque sus mentes se atrofiaron salvo su predisposición a pensar que por su edad era lógico que “se tenian que enfermar”.

¿HEREDAMOS NUESTRO PESIMISMO?

La neurocientifica norteamericana Candace Pert hizo un descrimiento que llama a la reflexión. Sobre la influencia no solo social sino hasta fisiologica de cómo el manejo de nuestras emociones repercutirá en nuestra próxima generación.

Ella acuñó el termino de moleculas de la emoción para explicar la conexión mente cuerpo en el ser humano. Descubrió un receptor llamado opioide.

Trataremos de explicar tipo Walt Disney su descubrimiento que estamos seguro lo dejara helado. Los opioide estan en la superficie de las membranas celulares y se unen en forma selectiva a otras moléculas (neuropéptidos) que son los sustratos básicos de la emoción.

Aquí viene lo asombroso. Cuando se unen, transmiten un mensaje al interior del cuerpo. Este mensaje tiene la capacidad de alterar la frecuencia y la bioquímica celular afectando su comportamiento.

En simple: Al cambiar el comportamiento celular, se generan nuevas proteínas, nuevas divisiones celulares o incluso cambia la expresión epigenética. Si ¡genes! Lo escuchó bien, Con nuestros sentimientos permanentes y profundos, según esta revolucionaria investigación, “cambiamos la historia” de nuestras celulas.

Según la misma doctora Pert “los neurotransmisores llamados péptidos llevan mensajes emocionales. A medida que cambian nuestros sentimientos, esta mezcla de péptidos viaja por todo el cuerpo y el cerebro. Literalmente están cambiando la química de cada célula del cuerpo”.

La nerocientifica afirma que cada emoción tiene un reflejo bioquímico en el cuerpo que incluso dejará huellas tan profundas hasta en nuestro sistema genético. Si bien aun hay mucho pan por revanar en este campo, todo indica que si somos positivos viviremos mas y eso retroalimentara a nuestro cuerpo y lo ayudará a ser mas saludable.

Pero ademas, es posible que dejemos un “legado” positivo o negativo a nuestros hijos en los propios genes. Algo que a la larga le servirá o perjudicará en su lucha en la vida.

El cientifico David Snowdon al lado de las monjas mas longevas que investigó durante décadas para descubrir las raíces de su vitalidad y felicidad.

No hay nada negativo en ser positivo sería la moraleja que recojamos de David Snowdon y sus monjas longevas. El demostró que en vez de buscar el elixir de la eterna juventud, exploremos en nuestras mentes y corazón con una actitud positiva hacia la vida.

Y quizá la anécdota mas estupenda que recogió Snowdon al convivir en el convento con las monjas, fue un dia encontrarse con las 7 monjas que habian pasado los 100 años de vida y ellas con una dulce y pícara sonrisa se autodenominaron como “Las siete magnificas”. Una muestra mas de cómo una mente positiva puede ver cada paso de nuestra existencia como algo digno de vivir.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Vision b91d938c

Gubanner2 b3d7e6eb

Punto ec62ee0fSaludable 5fa274c9Escape 42989b8bFamilia e0a9160dPagina c29a18dbRegional a20152bcJne fe996a39Vocacion 6ec01671

Caminos 9661de73

Anuncioscomerciales a7590232



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00