Jaime Antezana Rivera

Vraem: Paro cocalero contra la erradicación.

Escribe Jaime Antezana Rivera.- El 30 de agosto pasado, la Federación de Productores Agropecuarios (Fepavrae), organización exclusivamente de cocaleros, ha convocado a un paro preventivo para el 16 y 17 de setiembre en el Vraem contra la erradicación forzosa de la coca sabiendo que la totalidad es ilegal.

Cuando se creía que los cocaleros del Vraem habrían resuelto la división en la que se encontraba la Fepavrae, es decir, que se unirían para enfrentar la erradicación de la coca anunciada por el presidente Martín Vizcarra en el mensaje a la nación del 28 de julio, los hechos muestran que no es así.

La división de la Fepavrae, cuyo antecedente fue una directiva transitoria encabezada por Julián Quispe tras la destitución de Newton Mucha, se ha mantenido y acentuado tras la convocatoria al paro. La Fepavrae, como nunca antes, está dividida. Hay una pugna por la dirigencia.

Fepavrae: Reorganización no resolvió la división.

La división de la Fepavrae parecía resuelto el 25 de agosto pasado. Ese día, en la ciudad de Pichari, el corazón de la presencia de las FFAA en el Vraem, miles de cocaleros se concentraron para elegir una nueva dirigencia. La Fepavrae se reorganizaba ante la amenaza de la erradicación.

En efecto, según el acta de este cónclave cocalero, de los 5294 votos emitidos 1483 votos catapultaron a Julián Pérez Mallqui como secretario general; y Ciro Quispe Lapa, con 1400 votos, quedo en segundo lugar. Si se suman los votos para los demás cargos, hubo 5294 votos.

Este evento parecía poner fin a la división y dotaba a los cocaleros de una dirigencia con una gran legitimidad para luchar nuevamente contra la erradicación forzosa de la coca en el Vraem anunciado por Vizcarra, cinco años después que Ollanta Humala hizo el mismo anuncio en 2014.

Sin embargo, no fue así. Poco después, el 31 de agosto, se realizó otro evento cocalero en el distrito de Villa Kintiarina, en el lado cusqueño ,con el mismo objetivo: elegir a nuevos dirigentes de la Fepavrae. Este evento fue impulsado -entre otros- por el exdirigente Nelson Palomino.

Este evento eligió a Desiderio León como secretario general con 187 votos y Benigno López con 110 votos. Según una fuente consultada, "los asistentes a este evento no llegaron a 500 personas". De esa manera, más allá de la cantidad, la Fepavrae prosiguió dividida

El paro cocalero: Una demostración de fuerza contra Vizcarra.

Con el cisma y disputa por la dirigencia de la Fepavrae, ¿Qué posibilidades reales tiene la nueva directiva elegida en Pichari de movilizar 15 mil cocaleros y paralizar 48 horas el Vraem? ¿Afectara la crisis política en curso en torno a la vacancia presidencial o el adelanto de las elecciones?

Empecemos por la segunda pregunta. La crisis política no afectará las dinámicas internas de los actores en pugna por el control de la federación de cocaleros. Más bien, debido a la debilidad del gobierno en su confrontación con el congreso, es el momento para lograr frenar esta decisión.

Ahora, respecto a la segunda pregunta, evidentemente que la división es una noticia que recorre de extremo a extremo este enorme valle, convertido en el santuario nacional de la coca y la cocaína. Y, sin duda alguna, que por su impacto psicológico toda división debilita. Genera incertidumbre.

Pero si solo tomamos los datos mencionados antes, de 5, 294 cocaleros que asistieron a la elección de Pérez Mallqui versus los 500 cocaleros que asistieron a la Desiderio León, la división no parece que pueda perjudicar a los que convocan al paro del 16 y 17 de setiembre.

Los impulsores del paro tienen de su lado la legitimidad y a la mayoría de los dirigentes cocaleros distritales (Codipas) y de comunidades (Copas). Su fuerza esta principalmente en el norte del Vraem (Canayre, Llochegua, Sivia, Pichari y Kimbiri) Son las zonas de mayor  producción de coca.

El otro sector, llamado los "nelsistas", tiene representación en una pequeña parte del sur. Su Además, cargan el enorme desprestigio del exdirigente Palomino, Algo peor: lo vinculan con Devida. O sea, para los cocaleros habría pasado de "coca o muerte" a ser vinculado con Devida.

Eso nos lleva a otro aspecto igualmente muy importante: los cocaleros se pondrán de lado de la directiva más fuerte en defensa de la casi única fuente de ingresos que tienen, la coca, que ha crecido a niveles nunca antes visto. El Vraem vive de la coca y la droga. Igual, una parte de la economía nacional

Así, como van las dinámicas de los actores, el 16 y 17 de setiembre los cocaleros harán una demostración de fuerza al débil gobierno de Vizcarra que, en el discurso, ha reducido el problema del narcotráfico a la erradicación de la coca. Esperemos que cuando vea 15 mil cocaleros no retroceda.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Vuela3 3c84a537

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Congreso 7c7dcada

Olvi1 10717088


Más leídas - Jaime Antezana Rivera