Turismo

Amazonas: Paso de Antorcha Panamericana permitirá apreciar sus atractivos turísticos

Entre ellos destacan Kuélap, Gocta y sus célebres sarcófagos de la cultura Chachapoya.

Amazonas.- El paso de la Antorcha Panamericana por la región Amazonas, como parte de su recorrido por el territorio peruano antes de la inauguración de los XVIII Juegos Panamericanos Lima 2019, constituye una importante ocasión para visitar y disfrutar de los fascinantes atractivos turísticos de este emblemático destino nororiental.

Entre los atractivos que se pueden visitar y apreciar en el territorio donde surgió y desarrolló la cultura chachapoya, aprovechando el tránsito de la Antorcha Panamericana, destacan los siguientes: Kuélap La ciudadela fortificada de Kuélap sigue cosechando reconocimientos como destino turístico a escala internacional.

El nuevo teleférico y el incremento de vuelos desde Lima hacen que sea más accesible a la visita de este complejo arqueológico cuya construcción, hecha por la civilización Chachapoya, es más antigua que Machu Picchu. Por ello, hoy en día se encuentra en los planes de muchos viajeros nacionales y extranjeros.

Sobre Kuélap se subraya la belleza arquitectónica, su envidiable vista y geografía. Kuélap ha empezado a llamar la atención del mundo como resultado de la constante promoción de este destino, que es considerado como uno de los destinos más “cool” por The Wall Street Journal en su último listado de los mejores destinos para visitar en este año.

En tanto, The New York Times consideró a Kuélap como uno de los 52 mejores lugares para visitar, conocer y disfrutar durante el 2018. Otra prestigiosa publicación como Lonely Planet subraya su poderoso magnetismo turístico y la conectividad para facilitar su visita.

Considera que si bien el funcionamiento del teleférico a mediados del 2017 permitió más que duplicar las visitas a Kuélap, estas todavía representan la décima parte de lo que recibe Machu Picchu cada año. En tal sentido, recomienda a los viajeros del mundo a incluir a este espectacular destino en sus planes de turismo.

Gocta

Este maravilloso portento de la naturaleza llama poderosamente la atención de los visitantes y revistas especializadas en viajes y turismo. La colosal catarata de Gocta, de 771 metros de caída, es considerada la tercera más alta del Perú y ocupa el puesto 17 en el mundo.

Ubicada entre los caseríos de San Pablo, Cocachimba y La Coca, en el distrito de Valera, provincia de Bongará, viene capturando cada vez más el interés de los visitantes al departamento de Amazonas y, gracias a la habilitación de rutas seguras de acceso, ha sido incluida en el circuito turístico de Amazonas.

El impresionante recorrido en medio de una exuberante vegetación montañosa y senderos serpenteantes, que demanda esfuerzo físico para desplazarse varias horas a pie aunque se puede apelar a caballos y mulas para avanzar con mayor comodidad, obtiene su recompensa cuando se llega al pie de la imponente caída de agua.

El choque del inmenso chorro helado de agua, proveniente de lo alto de la montaña, que golpea la laguna formada al pie de la cascada, salpica a más de cien metros de distancia.

Ni el viento gélido que recorre la garganta de Gocta impide acercarse a los maravillados visitantes e ingresar a la laguna con la convicción de recibir la bendición de esa agua cristalina que parece caer del cielo sin pausa.

Museo de Leymebamba Inaugurado en junio del año 2000, este recinto cultural alberga a 200 momias de la civilización Chachapoya, descubiertas en lo alto de varias montañas próximas a la Laguna de los Cóndores, en 1996.

Para llegar a Leymebamba hay que desplazarse alrededor de dos horas en auto al sur de la ciudad de Chachapoyas. Las tareas de rescate de estos restos humanos extraordinariamente bien conservados permitieron recuperar para la historia local una valiosa colección arqueológica que se encontraba en riesgo de desaparecer debido a la acción vandálica de huaqueros y visitantes inescrupulosos.

A partir de una iniciativa de The Bioanthropology Foundation Perú-Centro Mallqui, la construcción del Museo Leymebamba fue posible gracias al aporte financiero proveniente de un grupo de ciudadanos austriacos y de otras donaciones privadas.

Una sensación sobrecogedora invade a todo aquel que observa con detenimiento los cuerpos embalsamados, preservados gracias al microclima seco, el frío y la altitud que caracterizan a esta zona de ceja de selva peruana.

Sarcófagos de Karajía Conocidos como “Purunmachus”, palabra que significa “Hombre antiguo”, son tumbas con más de dos metros de alto y diseño antropomorfo que sorprenden por su increíble ubicación al borde de un casi inaccesible acantilado.

Lo primero que se aprecia a lo lejos en estos sarcófagos son las narices que sobresalen de sus prominentes cabezas, en posición de vigías desde lo alto de la escarpada montaña. Son un conjunto de catorce féretros colocados en fila separados apenas por unos centímetros.

Los sarcófagos contienen a cadáveres momificados y sentados en posición fetal. Estos cuerpos están cubiertos con mantos típicos de la cultura chachapoya y pertenecerían a soberanos o personajes importantes de esta civilización prehispánica que se desarrolló entre los años 800 d.C. y 1570 d.C.

Para la comodidad de los visitantes, se ha acondicionado una ruta que conduce a los pies del farallón. Se recomienda llevar unos binoculares para apreciar los detalles de cada sarcófago.

Sarcófagos de Bongará

Próximo a convertirse en un nuevo atractivo similar a Karajía, el hallazgo en 2013 de un conjunto de 35 sarcófagos en la provincia de Bongará, constituye una nueva evidencia de la ritualidad funeraria en la civilización chachapoya.

El descubrimiento ocurrió en el cerro El Tigre, ubicado en el anexo de San Jerónimo, que pertenece al distrito de Jazán. Los sarcófagos albergan momias de niños que pertenecieron a la alta jerarquía chachapoya.

Su buen estado de conservación responde a que se encontraban en una zona de difícil acceso, en un farallón casi inaccesible al que se llega tras una caminata de dos horas y media por una escarpada ruta.

La zona del hallazgo arqueológico es administrada actualmente por la Asociación Comunal de Turismo de San Jerónimo, que realiza el trabajo de vigilancia, a fin de que estos sarcófagos no sean saqueados o maltratados, porque son únicos en el mundo.

La Antorcha Panamericana, que llegó al Cusco desde Teotihuacán (México), se encumbró ayer de julio en la emblemática ciudadela de Machu Picchu e inició un recorrido de 23 días por ciudades de la sierra, selva y costa del Perú antes de llegar al Estadio Nacional en Lima, el 26 de julio, para la inauguración de los XVIII Juegos Panamericanos 2019.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos