Augusto Lostaunau Moscol

Sobre el módulo de contenidos de la escuela de ciudadanía y participación política indígena Ezequiel Urviola

Augusto Lostaunau Moscol *

La Confederación Nacional Agraria acaba de publicar el Módulo de Contenidos de la Escuela de Ciudadanía y Participación Política Indígena Ezequiel Urviola 2019 la cual se realiza con gran éxito de convocatoria y aceptación por parte de diferentes representantes de las comunidades de los andes y la amazonia peruana.

La publicación presenta las ponencias de los expositores: Augusto Lostaunau Moscol; Valentín Torres Palacios; Jocelyn Rocca Galarza; Karen Suárez/Susana Tapia Gross; y Mary Acosta Corales.

Reproducimos un subtítulo del texto de nuestra autoría que forma parte de la mencionada publicación.

Rondas Campesinas como fuerza pública

En su auroral texto sobre las Rondas Campesinas, Orin Starn determinó que entre los principales factores que impulsaron la organización y establecimiento de las mismas, tenemos:

  1. Los robos o hurtos, de larga data histórica en el mundo andino;
  2. La decepción por el sistema judicial ineficiente y corrompido;
  3. La escases de miembros de la policía y, la corrupción de los mismos;
  4. La generalizada idea que, los ladrones, la justicia y la policía eran cómplices de los hechos delictivos contra los campesinos.

Durante el VIII Congreso Regional de las Rondas Campesinas y Urbanas de Cajamarca (2004), se aprobó que las rondas:

“Son organizaciones de masas, autónomas, de «todas las sangres» y de autoprotección colectiva, patrióticas y moralizadoras de los trabajadores del campo y la ciudad; aglutinan a hombres, mujeres y jóvenes de las parcialidades, de las comunidades campesinas y nativas, de las estancias y caseríos de la costa, sierra, selva por propia voluntariedad para defender y ampliar sus intereses inmediatos e históricos. Como ciudadanos con plenitud de derechos, luchan por gobierno y poder popular, por una nueva constitución que asuma las bases del proyecto integral de desarrollo para forjar así una nueva república con proyección socialista en estrecha alianza con la clase obrera y todo el pueblo peruano”.

De esta forma, las Rondas Campesinas ahora son organizaciones de carácter autónomo y moral, que apuestan por cumplir con el fin de construir un nuevo país y una nueva sociedad para lo cual, proponen una nueva Constitución Política. Como organizaciones han dado el gran salto de la autodefensa para convertirse en una suerte de Estado Paralelo, alternativo y viable, que con el tiempo remplazará al “Viejo Estado” que consideran antipatriótico e inmoral, además de haber estado ausente durante muchos años, lo que determinó la histórica explotación que sufrieron los campesinos en manos de hacendados y gamonales. Un discurso que linda entre lo histórico, lo político y lo profético.

Es por ello que, referente a la Justicia Rondera sostienen que:

“Las Rondas en la administración de justicia prohíben la participación de elementos extraños, disfrazados o encapuchados. Las Rondas no acostumbran los amañados tribunales anónimos o sin rostro por ser una manifestación de cobardía, de fraude y arbitrariedad”.

De esta forma demuestran transparencia en la administración de justicia y, a la vez, se oponen al sistema judicial en la época del gobierno de Alberto Fujimori, la que califican de cobarde y fraudulenta.

“Los pobladores de una comunidad, estancia, caserío, Centro Poblado organizados en rondas solucionan los problemas existentes del orden que sea, combinando la rectitud con el ahorro máximo (tiempo y dinero) y con espíritu fraternal”. Es decir, la Justicia Rondera se aplica en todos los casos de delito que se puedan producir en las áreas o zonas donde existen Rondas Campesinas. Son prácticamente regiones donde el Estado Peruano no tiene alcance judicial ya que, su sola presencia acarrea vicio e inmoralidad, así como pérdida de tiempo y dinero; por el contrario, la Justicia Rondera es práctica, goza de la mayor rectitud posible y evita gastos mayores a las comunidades.

Además, “Los problemas solucionados en las rondas, no serán apelables al Poder Judicial”. De tal forma que, ambas justicias son cuerdas separadas y distantes, jamás se trenzarán. Porque, la Justicia Rondera goza de legitimidad y credibilidad, lo cual está ausente para la justicia oficial.

La ley 27908 o Ley de Rondas Campesinas, promulgada el 17 de diciembre de 2002, señala que “En los lugares donde existan Comunidades Campesinas y Nativas, las Rondas Campesinas, se forman y sostienen a iniciativa exclusiva de la propia Comunidad  y se sujetan al Estatuto y a lo que acuerden los Órganos de Gobierno de la Comunidad a los que la Ronda Campesina está subordinada”. Así, la Ronda Campesina depende económica y legalmente de los estatutos de cada comunidad, de tal forma que, la justicia que apliquen será en base a los criterios de justicia que cada comunidad maneja y establece en su propio estatuto. El universo de la ley en el Perú tiene sus fronteras dentro del mismo país.

Además “Las Rondas Campesinas elaboran su Estatuto y se inscriben en los Registros Públicos. Asimismo procederá su inscripción en la municipalidad de su jurisdicción a fin de establecer relaciones de coordinación. No podrá existir más de una Ronda Campesina en el mismo ámbito comunal”. De esta manera, cada Ronda Campesina goza de autonomía plena al momento de elaborar sus propios estatutos, los cuales sólo deben ser inscritos en los registros públicos, nada más. Eso significa que, las bases de la Justicia Rondera dependen directamente del criterio con el cual se elaboró los estatutos, dejando de lado la universalidad de la Constitución Política del Perú.

*Historiador peruano (La Victoria 1969) a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Vuela3 3c84a537

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Olvi1 10717088

Congreso 7c7dcada