Reportajes

Purús: Contrabando y coca

Dos embarcaciones trajeron el cargamento por vía fluvial en medio del recelo y a la vez, expectativa de la población.

Foto referencial Foto: Diario Ímpetu

Puerto Esperanza / Purús.- Un cargamento de más de 20 mil ladrillos llegó a Puerto Esperanza, capital del distrito y provincia de Purús, proveniente de la localidad brasileña de Santa Rosa y otras aledañas. Dos embarcaciones trajeron el cargamento por vía fluvial en medio del recelo y a la vez, expectativa de la población. 

CONTRABANDO

El hecho ocurrió el 5 de marzo del 2019 y habrían cargado (origen) en la localidad brasileña de Santa Rosa, dos días antes, el 3 de marzo de 2019 en el empujador Comandante Mora y la chata AF AcreYuruna, ambas embarcaciones con matrícula de Brasil. Se trata de más de 20 mil ladrillos para la construcción de obras que financia el Estado peruano: el Hospital, Colegio Agropecuario Cape Purús y el mejoramiento y transitabilidad del jirón Enrique Valderrama hasta Los Libertadores con un presupuesto de S/ 1 590 643 teniendo como contratista al Consorcio de Ingenieros y la supervisión al Consorcio Supervisión Valderrama. Obras iniciadas durante la gestión regional de Manuel Gambini Rupay.

El presunto contrabando de 20 millares de ladrillos con precio comercial de 2 mil soles por millar, que suman S/ 40 mil, fue recepcionado por personal der las empresas contratistas al parecer vinculadas al exconsejero Eber Portocarrero (su hermano sería el gerente en Pucallpa y su hermana la responsable en Purús) que en vez de adquirir en el país, por el contrario, harían ingresar ese material de construcción de dudosa procedencia al Perú en detrimento de la industria nacional y amazónica.

También se señala a la obra de mejoramiento y ampliación de la I.E.E. No. 276, primera etapa con un monto de S/ 3 191 799, bajo la modalidad de suma alzada, con el contratista Consorcio Purús 276 y Supervisión Consorcio Supervisión Inicial Purús, con plazo de ejecución de 150 días, en la que invierte la Municipalidad Provincial. Y en este caso se agregaría el presunto ingreso ilegal de cemento desde Brasil.

Y el hecho ocurre a vista y paciencia de las autoridades locales y regionales, que admiten el contrabando con la justificación de “que está mal pero es para hacer obras públicas”. 

EL FISCAL

Con el respaldo de un grupo de moradores de Puerto Esperanza, el fiscal provincial al tener conocimiento del hecho, habría dicho a los pobladores que le parecía mal pero que se trataba de ladrillos para una obra pública que necesitaba la comunidad. Y con este razonamiento no intervino el cargamento, tal como se le solicitaba. Y por el contrario, disuadió a los policías para que dejaran ingresar el material al territorio peruano. Esta actitud complaciente indignó a un grupo de ciudadanos que harán llegar en los próximos días la queja al Ministerio Público en Pucallpa. 

LADRILLOS Y CEMENTO

Las empresas constructoras para justificar el ingreso ilícito de materiales provenientes de Brasil, señalan que en primer lugar el transporte es muy difícil, sin embargo, en los costos se considera un elevado flete y el tiempo de traslado desde Pucallpa, por lo tanto el contrabando representa una sobre ganancia, y segundo, que los materiales producidos en el país (Pucallpa y Purús) no tienen garantía de calidad, cuando en verdad han sido calificados por profesionales y  certificados por el laboratorio de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) en Lima. Y todo lo contrario sucede con los materiales y en especial los ladrillos que ingresan desde Brasil, pues no tienen ningún control de calidad ni razón de origen.

Este contrabando de ladrillos, cemento y otros materiales no solo afecta a la fábrica de ladrillos que estando instalada en Purús y otras en Pucallpa, los elaboran en mejores condiciones, sino que ha dejado sin trabajo a más de medio centenar de obreros. 

GOREU

Sergio López Márquez, gerente de la Subregión de Purús del GOREU (que financia y ejecuta la ampliación de la estructura y equipamiento del centro de salud con fines de recategorización a nivel 1A, por un monto de inversión de S/ 33 442 081, teniendo como contratista al Consorcio Salud Purús, así como el mejoramiento del servicio educativo del IAPE Instituto Educativo Agropecuario de Puerto Esperanza, con un monto de inversión de S/ 12 380 213 y teniendo como contratista a tres empresas: al Consorcio Agropecuario Alto Purús, Corporación ATF y a la Constructora e Inmobiliaria Austral Grupo SAC) dijo no tener conocimiento del hecho y que no les corresponde intervenir en ese asunto, porque su función es controlar que se cumpla con la ejecución de las obras. Además, que no tenía conocimiento si la empresa o las personas responsables del hecho tendrían los documentos en regla. Y otras personas indicaron que existe la sospecha respecto a que se “estaría clonando facturas y documentos de empresas peruanas para hacer ingresar el material al país”.

Y ninguna de estas constructoras realizó un pedido formal de ladrillo a la fábrica instalada en Puerto Esperanza y otras en Pucallpa, que es la vía formal. 

CEMENTO

En cuanto al cemento, las empresas constructoras estarían trayendo de contrabando desde Brasil cerca del 90 % de la cantidad requerida de acuerdo al expediente técnico y solo compran en Pucallpa el 10 %, a fin de obtener las facturas y legalizar la adquisición de dicho material, y de otros componentes. 

POBLADORES

Al parecer, las empresas constructoras y comerciantes de Puerto Esperanza, instruyen a sus empleados y familiares de estos para que cuando las autoridades policiales y del Ministerio Público intentan intervenir, sean rechazados y se les amenace con expulsarlos del lugar. De esa manera hacen creer que tales acciones cuentan con respaldo de la comunidad y señalan a quienes buscan que impere la ley. 

COCA

Paralelo al contrabando de materiales de construcción promovido por las empresas constructoras que ejecutan obras del Estado peruano, han aparecido sembríos de coca en el interior de la provincia y se ha comenzado a reclutar jóvenes para el pisado de la hoja en el proceso de maceración para la elaboración de la pasta básica. Esto fue denunciado por varios padres de familia cuyos hijos retornaron dos semanas después de ese trabajo con la salud afectada debido al efecto de los ácidos que se utilizan para ese proceso. 

CONTROL

Alrededor de S/ 50 000 000 en inversión pública realiza en la actualidad el Estado peruano en Purús. Pese a ello, se continúa exigiendo “apoyo” y se esgrime la ubicación geográfica para justificar el elevado costo de vida, la especulación y la informalidad. Comerciantes y empresarios consultados manifestaron, que si bien es cierto que por ser una zona fronteriza requiere de ayuda, pero la presencia del Estado no es solo en ayuda e inversión, sino, también en control para que algunos no se aprovechen de la necesidad y con el contrabando en contra de los productos nacionales. Concluyeron que podría darse el caso de haber caído en manos de grupos de inescrupulosos que infringen la ley. 

CONSEJERO RAMOS TELLO

Erik Ramos Tello, consejero de la provincia de Purús, al ser abordado por el semanario ABZ aceptó que en su provincia se dan casos de contrabando de productos de primera necesidad, materiales de construcción, entre ellos cemento y ladrillo, y que la presencia del narcotráfico ocurre en la cabecera del río Alto Purús, desde donde los narcotraficantes orientados por GPS ingresan a territorio brasileño. 

Imagínese que un kilo azúcar al precio de por mayor sea de S/ 2,50; a ello le agregas un flete aéreo de S/ 6,5 y ponle un margen de ganancia de S/ 1, el kilo de este producto llegaría a diez soles, este sobrecosto lo asume el poblador purusino, traer este producto del Brasil, por citar un ejemplo, resulta más económico ya que tendría un precio de cinco soles el kilo.

Con esto no estoy justificando el contrabando, por ello vamos a elaborar una propuesta legislativa pidiendo la instalación de la SUNAT y Aduanas para que apliquen una política tributaria especial y flexible, evitando la presencia de un agente aduanero que no existe en la provincia de Purús para que verifique el producto que está ingresando, porque traer un agente sería necesario que el empresario chartee un avión que le provocaría un desembolso de 15 mil soles, situación que encarecería el precio del producto importado que lo asumiría la población que vive en condiciones de extrema pobreza.

Respecto a los materiales de construcción, dijo que también tiene un origen ilegal porque en Purús no se produce y traerlos de Pucallpa resulta caro. En este rubro es necesario fiscalizar porque los expedientes técnicos de las obras cotizan en 270 soles la bolsa de cemento y traerlo desde el Brasil, puesto en Puerto Esperanza llega a costar 70 soles, entonces hay una sobre ganancia que el constructor conoce y se aprovecha de ello.

En cuanto a los narcotraficantes afirma que transitan en horas de la noche y durante el día se resguardan en las quebradas existentes, pero no llegan a Puerto esperanza. Señaló que el Ministerio del Interior y los altos mandos policiales tienen conocimiento. El escaso personal policial que se encuentra en situación de completo olvido no tiene la capacidad para montar, por lo menos, un operativo en Puerto Esperanza, llegando al extremo que la comisaría que ocupan está desvencijada, cayéndose a pedazos.

Cuando se le observó que ese discurso de pobrecitos y del olvido es el de siempre, dijo que es la realidad también. 

TRATADO PERU-BRASIL

El consejero representante de la misma provincia, Edwin Alvarado Montero, coincide con su homólogo Ramos Tello, aunque no justifica tanto el contrabando, reafirmando la existencia del transporte de mercaderías y productos ilegales desde el mercado brasileño hacia la provincia de Purús.

La propuesta más adecuada es que se haga legalmente, formal y que los brasileños autoricen cruzar su territorio desde Iñapari hasta el río Purús, en aplicación del Tratado para Completar la Determinación de Fronteras y Establecer Principios Generales de Navegación y Comercio que el año 1909 firmaron los gobiernos de Perú y Brasil, el mismo que está registrado en La Haya y como tal es obligatorio su mutuo cumplimiento.

Respecto al narcotráfico en la provincia de Purús, indicó que son comentarios y que no existe documento oficial de la Policía Nacional del Perú que lo confirme, pero los brasileños exigen la instalación de un puesto de control policial en el centro poblado Palestina, para combatir a personas que se dedican a la venta al menudeo de pasta básica de cocaína

Como medida de emergencia las autoridades peruanas y brasileñas deben permitir la comercialización de productos de primera necesidad proveniente del mercado vecino para el consumo local.

En cuanto al contrabando de materiales de construcción dice que las entidades que contratan con empresas constructoras implementen un proceso de fiscalización para verificar el origen de los mismos. 

SUNAT Y ADUANAS

Respecto a la instalación de oficinas descentralizadas de la SUNAT y Aduanas para desarrollar un proceso de importación, sostiene que de nada serviría si en Santa Rosa no instalan las mismas. Otro aspecto negativo, dice con tono pesimista o mejor, conformista, es que en ambos lugares no existen agentes aduaneros, traer uno del Brasil o de Perú para iniciar un proceso de importación implicaría un gasto promedio de 15 mil soles para chartear un avión, inversión que no se justificaría por el poco volumen de mercadería para el consumo interno que ingresa desde Brasil, al final, el precio de los productos se incrementaría y los que pagan somos los consumidores. Sin embargo, no supo explicar por qué habiendo mayor oferta, subirían los precios.

“La propuesta más seria es que los brasileños permitan cruzar su territorio desde Iñapari  hasta el río Purús, de esta manera se conformaría el transporte multimodal que faculta el Tratado para Completar la Determinación de Fronteras y Establecer Principios Generales de Navegación y Comercio que el año 1909 firmaron los gobernantes de Perú y Brasil, de esta manera Purús dejaría de estar aislado, se pondría fin al contrabando, los productos de abaratarían, tuviéramos mayores y mejores posibilidades para combatir la desnutrición crónica infantil y otros terribles males que atacan a la población, además que fomentaría la producción agraria y oportunidades de empleo. 

Fuente: Diario Ímpetu


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Modo2 a9002c49

Olvi1 10717088

Anuncio newsletter gaceta f29c7558


Más leídas - Purus