Mike Armas Vargas

La ruptura catastrófica de la cadena

El Todus mexicanus, una especie que se encuentra en situación alarmante debido a la disminución de insectos. Foto: Cerebrodigital.org

Escribe Mike Armas Vargas.- Cada día despierto y me levanto con una idea, con un problema, con una solución, con un por qué. Entre ese por qué también, viene a al pensamiento la pregunta que se hizo Shere Khan, el personaje de la película El libro de la selva, frente a la cuestión de la protección de parte de los lobos a Mowgli, ¿cuántas vidas valdrá un pequeño humano?

Al saber que el peligro de extinción de muchas especies crece cada año, esa misma pregunta resuena en la mente y se vuelve a formular ¿Quién es el hombre aquí, que se atreve a destrozar hasta la última roca de la Tierra? Quizás, nadie pueda responder con precisión esa interrogante, pero lo cierto es que, en la presente época, el humano ha degenerado una de sus cualidades primordiales: su humanidad. Por añadidura, también ha perdido orientación, dado que le fue arrebatado su esencia. Por esa razón, ahora transita carente de espíritu. Las consecuencias de sus prácticas en ese andar extraviado, no se manifiestan en forma catastrófica, sino de manera sutil y apacible, pero su alcance es mundial.

Esas secuelas podemos, por ejemplo, notarlo, cuando los estudios científicos, como los realizados en 2014, por un equipo internacional de biólogos, demuestran que, en los últimos 35 años, la abundancia de invertebrados como los escarabajos y las abejas ha disminuido en un 45%. De la misma manera, un estudio ejecutado en 2018 estimó una disminución del 76% en insectos voladores en las últimas décadas en las reservas naturales de Alemania.

Frente a estos resultados, el experto en conservación de invertebrados de la Universidad de Connecticut, David Wagner, señala que "este estudio es una verdadera llamada de atención, señalando que el fenómeno podría ser mucho más grande y extenderse a través de muchos ecosistemas". Por su parte, Bradford Lister, biólogo del Instituto Politécnico Rensselaer, quien viene investigando insectos de la selva tropical en Puerto Rico desde los 1970, manifiesta que "Todo está cayendo".

Es evidente la ruptura desastrosa de la cadena. Los invertebrados más comunes como son las polillas, las mariposas, los saltamontes, las arañas, las abejas, entre otros, ahora existen en cantidades menores en comparación a los años anteriores. La decadencia de estos insectos se debe al cambio climático, a la contaminación ambiental, el uso de los pesticidas y la destrucción de sus hábitats.

La desaparición de los insectos, tiene largo alcance, porque están involucrados en la alimentación de muchos animales, esto significa que pueden facilitar la extinción de estas especies que dependen de los bichos". Esa decadencia de especies en cadena puede provocar la destrucción de los bosques tropicales. Si eso sucede, será un fracaso catastrófico planetario.

Fuente: Mike Armas Vargas


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Lucha3 025b20de

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Vuela3 3c84a537

Congreso 7c7dcada

Normita3 f155fb4e


Más leídas - Mike Vargas Armas